Ser representados y defendidos por el Sindicato ante las autoridades, en los problemas laborales.

 

Disfrutar de todos los derechos y prerrogativas que obtenga el Sindicato en favor de sus miembros, en la forma y en los términos establecidos en las Condiciones Generales de Trabajo, convenios, reglamentos, otros documentos y en los Estatutos.

 

Exponer y defender libremente sus ideas, así como presentar por escrito a los órganos del Sindicato iniciativas que tiendan a la superación de éste.

 

Concurrir a los actos sindicales de la Unidad de Base a que pertenezcan, con derecho a voz y voto.

 

Votar y ser votados para ocupar cargos de representación sindical.

 

Recuperar la plaza de base, de que sean titulares, de acuerdo con sus derechos escalafonarios, después de haber desempeñado un puesto de confianza.

 

Obtener la credencial que los acredite como miembros del Sindicato.